Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Vidrios lacados a medida

Las aplicaciones que tiene el vidrio lacado es exclusivamente de interior. En el sector del mueble: puertas correderas, fijas, mesas, estantes, expositores... Como revestimiento mural de interiores comerciales (oficinas, restaurantes, tiendas...) y privados (cocinas, baños, salones...). El cristal lacado también se pueden utilizar como escritorio.

La capa del lacado es la del interior del vidrio, es resistente a la humedad y se coloca siempre del lado de la extructura que lo soporta. Esta posición la protege de los exteriores y así se conserva el aspecto y el color del vidrio. La colocación de los vidrios lacados se realiza fácilmente con siliconas, con adhesivos para la colocación de baldosas de cerámica y con adhesivos de doble cara.

Vidrios Lacados

Los Mejores Vidrios Lacados al mejor precio. Disponemos de distintos vidrios lacados a medida que se adaptan a lo que necesitas.

      Número de objetos: 1, mostrando del 1 al 1

      Espejos sobre Vidrios Lacados

      Espejos a medida sobre Cristal Lacado de color. Una solución elegante, práctica y decorativa. Encuentra el espejo sobre vidrio lacado que estás buscando.

        Número de objetos: 2, mostrando del 1 al 2

        Accesorios Instalación Cristales Lacados

        Todo tipo de accesorios para la correcto Instalación de Cristales Lacados. Complementa tu compra con nuestros accesorios para el tratamiento de cristal lacado

        Número de objetos: 7, mostrando del 1 al 7

        Características de los Cristales Lacados:

        • Su comportamiento al corte es similar al del espejo, debiendo cortarse por la cara vidrio.
        • También admite procesos como biselado,esmerilado,perforado,inserciones e ingletes.
        • Resiste los rayos UV
        • Se puede laminar aunque no por la cara lacada.
        • Puede ser fijado con cintas adhesivas de doble cara o siliconas neutras.
        • No se debe templar.
        • Se limpia fácilmente con un paño y con productos de limpieza habituales para el vidrio(neutros y sin componentes abrasivos).
        • Debe instalarse sobre una superficie opaca,con la cara lacada siempre contra la pared.

        Usos del vidrio lacado:

        Los usos del vidrio lacado son exclusivos para la decoración y el interior de la casa, se puede aplicar a puertas correderas y normales, revestimento de muebles o de paredes. Sustituye fácilmente los azulejos y cerámica de baños, cocina y salones, junto con la gran variedad de colores a la disposición del cliente y su fino acabdo es predilecto para  locales comerciales, restaurantes, tiendas,oficinas y sitios similares.

        La variedad de tonos del vidrio lacado depende de la carta de colores del fabricante.

        Aplicaciones del cristal lacado

        Las aplicaciones que se le puede dar al vidrio lacado son muchas, se debe instalar con la cara lacada mirando a la pared el corte y la instalación de este producto es muy similar al de un espejo e incluso puede biselarse y esmirallarse.

        Los fabricantes  disponen de distintas gamas o acabados, pudiéndolos encontrar de acabado brillante, y mate. El vidrio lacado refleja parte de la luz que absorbe, tal como si fuera un espejo, creando de esta manera espacios visualmente mas amplios y luminosos. El vidrio lacado crea nuevos espacios de color, crea reflejos y sutiles juegos de luz y siempre en perfecta armonía con otros materiales como la madera, el acero o la piedra.

        Precio de los cristales lacados

        Nuestros precios de vidrios lacados son muy competitivos, ya que tratamos de dar al cliente la mejor calidad y al mejor precio. En función del canto que elijamos y, sobre todo, las medidas, podemos llegar a escoger cristales lacados baratos. Si queremos uno pequeño y sencillo, el vidrio lacado más barato lo conseguiremos desde 33 euros. Si lo queremos más grande, con un canto biselado y punta matada, el precio se podría incrementar hasta un valor de unos 100 euros aproximadamente.