Almacenamos o accedemos a información en un dispositivo, tales como cookies, y procesamos datos personales, tales como identificadores únicos e información estándar enviada por un dispositivo, para anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido e información sobre el público, así como para desarrollar y mejorar productos.
Con su permiso, podemos utilizar datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características de dispositivos. Puede hacer clic para otorgarnos su consentimiento a nosotros para que llevemos a cabo el procesamiento previamente descrito. De forma alternativa, puede acceder a información más detallada y cambiar sus preferencias antes de otorgar o negar su consentimiento. Tenga en cuenta que algún procesamiento de sus datos personales puede no requerir de su consentimiento, pero usted tiene el derecho de rechazar tal procesamiento. Sus preferencias se aplicarán en toda la web. Más información.

Reducir
985 16 70 39
635 544 323
Horario de Atención (L-V)
08:00 h - 16:00 h

Acceso a Usuarios

Cómo reciclar correctamente el vidrio

El vidrio es un material que se puede reciclar una y otra vez sin llegar a perder sus propiedades. El uso del vidrio reciclado ayuda a ahorrar energía, es menos costoso y además de reducir residuos y el consumo de materias primas. La mayor parte del vidrio reciclado se puede utilizar para hacer nuevos embases y una pequeña proporción se destina a la fabricación de otros materiales de construcción.

Los diferentes tipos de vidrios que existen son químicamente incompatibles, por lo que se necesita una selección previa a su reciclaje. Tenemos en este caso tres tipos de materiales ; el vidrio reciclable, el que no se puede reciclar y los cristales. Cada uno tiene composiciones y propiedades químicas diferentes.

A simple vista unos son mas transparentes y frágiles que otros pero la diferencia principal es su punto de fusión. Al fundir a temperaturas distintas obtenemos productos que contienen grumos en la estructura y que son defectuosos.

En resumen podemos reciclar todo tipo de botellas de bebida, tarros, frascos, perfumes... y lo que no podemos reciclar son las copas, vasos, espejos o los trozos de ventanas y puertas. 

Cubos de reciclaje a colores. Colores de reciclaje.